jueves, 12 de enero de 2012

La vida empieza cuando se empieza a vivir la vida

De vacaciones, más vaga que de costumbre, la neurona pegoteada por el calor, pero ví este video y me acordé de los recitales de Liliana, en los 80 (sipis, éramos tan jóvenes....) Y esta canción en particular, que me encantaba...Y dejamos entrar por la ventana los siete mares
Liliana Vitale, una minaza. Y artistas plásticos de la ostia




Mama,
deja que entren por la ventana
los siete mares,
que entren los boyeritos
que daban miedo subida al anca.
Tres Lomas te vio de rueca
En las romerías, con tu vestido
ganado a palo y a margarita
y esa tristeza quebró la Pampa
que andaba seca porque no había
quien la llorara.

Nadie
más que el acento de tus españas
trajo a la chacra de los Naveira
onzas del mismo cielo
para dejarte temblar la tierra.
La Grafa
te puso al hombro de los hilados
que nunca fueron
más que el desaire con que ganabas
el mediodía, a fin de cuentas
la vida empieza
cuando se empieza a vivir la vida.

Mama
deja que entren por la ventana
los siete mares,
que entren la piel del chopo,
las harineras
y el bruto golpe,
caballo, burra
y testigo del entrecejo
que puso rabia
en tu pañuelito blanco,
mama,
donde la suerte quiso que entraras
para sortearte entre las encinas
y la pedrada.

(Gracias Nilda)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ADA E IDO uh que bueno!! nosotros siempre detestamos la cosa culturosa de los 80, bah la misma que hoy tratan de reinsertar los sub 30 del "palo" , pero liliana siempre tendra un lugar superalto en nuestro panteon de estrellas. Una genia

nilda dijo...

busque la letra. Madre fabriquera, como la mia, que a los catorce, en una fabrica de frazadas en Valentin Alsina, en el 54, conocio a mi viejo y todavia siguen juntos.
Mama,
deja que entren por la ventana
los siete mares,
que entren los boyeritos
que daban miedo subida al anca.
Tres Lomas te vio de rueca
En las romerías, con tu vestido
ganado a palo y a margarita
y esa tristeza quebró la Pampa
que andaba seca porque no había
quien la llorara.

Nadie
más que el acento de tus españas
trajo a la chacra de los Naveira
onzas del mismo cielo
para dejarte temblar la tierra.
La Grafa
te puso al hombro de los hilados
que nunca fueron
más que el desaire con que ganabas
el mediodía, a fin de cuentas
la vida empieza
cuando se empieza a vivir la vida.

Mama
deja que entren por la ventana
los siete mares,
que entren la piel del chopo,
las harineras
y el bruto golpe,
caballo, burra
y testigo del entrecejo
que puso rabia
en tu pañuelito blanco,
mama,
donde la suerte quiso que entraras
para sortearte entre las encinas
y la pedrada.

Laura dijo...

Ada e Ido: Eh! tanro riempo! Cómo andan? En los 80, ahora y siempre hay cosas detestables, culturosas, mediocres y buenísimas. El tema es dejar al costadete los prejuicios y disfrutar lo disfrutable.
Nilda: Gracias. Ya la meto en el post. Ayer ciando la escuchaba, tarareaba en algunas estrofas porque no me acordaba la letra, ahora la estoy cantando toda
Un abrazo a todos

ARO dijo...

Preciosa canción. Poesía y ternura se funden en esa voz.