lunes, 11 de agosto de 2008

“Mahmud Darwish murió a las 13:35 locales”,dijo el portavoz del Hermann-Texas Memorial, en Houston


UN DÍA ME SENTARÉ EN LA ACERA
Un día me sentaré en la acera, la acera del extranjero.
Yo no era un narciso, aunque defendía mi imagen
en los espejos. ¿Has estado alguna vez allí, extranjero?
Quinientos años pasados y acabados, y nuestra ruptura continúa,
allí, indefinida. Entre nosotros las cartas continúan, y las guerras
no han modificado los jardines de mi Granada. Un día pasaré por sus lunas
y frotaré mi deseo con un limón. Abrázame para que renazca
de los perfumes de un sol y un río sobre tus hombros, de los pies
que arañan la tarde y ella vierte lágrimas de leche a la noche del poema.
Yo no fui un pasajero en las palabras de los cantores: yo era sus palabras,
la paz de Atenas y Persia, Oriente abrazando a Occidente
en el viaje hacia una misma esencia. Abrázame para que renazca
de las espadas damascenas en las tiendas. No queda de mí
más que mi vieja armadura y la silla dorada de mi caballo. No queda de mí
más que un manuscrito de Averroes, El collar de la paloma y las traducciones.
Yo estaba sentado en la acera, en la plaza de las margaritas,
contando las palomas: una, dos, treinta... y a las muchachas que
robaban la sombra de los arbustos sobre el mármol y me dejaban
las hojas de la edad, amarillas. El otoño ha pasado para mí, y no me he dado cuenta.
Todos los otoños han pasado, nuestra Historia ha pasado por la acera...
y no me he dado cuenta.

4 comentarios:

El Canilla dijo...

Hermoso. Tiene un extraño sabor a García Lorca, quizá por lo de Granada y los olores.

Pensamiento libre dijo...

¡este ignorante no lo conocía y ya se fué! otra injusticia ¿Y van?

Laura dijo...

Hermosamente doloroso. En realidad, éste era el poema que iba a poner, pero no quise herir susceptibilidades desde un post. El "conflicto" palestino es muy complejo, recuerdo terribles discusiones cuando empezaron con la intifada en los 80, a pura piedra y coraje.

LA NIÑA / EL GRITO

En la playa hay una niña, la niña tiene familia

Y la familia una casa.

La casa tiene dos ventanas y una puerta...

En el mar, un acorazado se divierte cazando a los que caminan

Por la playa: cuatro, cinco, siete

Caen sobre la arena. La niña se salva por poco,

Gracias a una mano de niebla,

Una mano no divina que la ayuda. Grita: ¡Padre!

¡Padre! Levántate, regresemos: el mar no es como nosotros.

El padre, amortajado sobre su sombra, a merced de lo invisible,

No responde.

Sangre en las palmeras, sangre en las nubes.

La lleva en volandas la voz más alta y más lejana de

La playa. Grita en la noche desierta.

No hay eco en el eco.

Convierte el grito eterno en noticia

Rápida que deja de ser noticia cuando

Los aviones regresan para bombardear una casa

Con dos ventanas y una puerta.

goliardo-argentino dijo...

Me quede con la duda sobre el chusmerio de Sarlo en Puan. En la parte Filo, presencié algunos chusmerios y boicots, por ejemplo, en la MATERIA eTICA, no le aceptaron la catedra de Guariglia y lo invitaron a retirarse y quedo Cullen a cargo. éste un hegeliano de los 70. nHabia una alianza entre Cullen y el actual senador de la CC, Samuel Cabanchik, pero eso fue hace pocos años, no se lo de Beatriz, contate algo...