sábado, 14 de noviembre de 2009

El solicitante descolocado



Desempleado
buscando ese mango hasta más no poder
me faltó la energía la pata ancha
aburrido hace meses, la miseria
busco ahora trabajo en la era atómica
dentro o fuera del ramo
si es posible.

Todos los días abro el mundo
un jardín de esperanzas
en la sección empleados
voy clasificándome
atento
este aviso me pide.

Entonces
a escribir con pasión y buena letra
adherido con lealtad
—ser claro—
escucho el ruego del ruiseñor
uniendo lo primitivo a lo culto

la inspiración a la escuela
trato de seducir
con mis antecedentes.
Solicitud detállame
el que suscribe
práctico en desorganizar
está deseando
ganarse un pan en tu establecimiento
hombre de empresa
casilla de correos.

Leónidas Lamborghini

3 comentarios:

PÁJARO DE CHINA dijo...

Tu post anterior, soberbio. Éste, su soberbio y exacto complemento.

Textos donde nada es obvio, excepto la urgencia.

Julián Ezequiel dijo...

Donde hay una necesidad, hay un derecho.
Salute.

Laura dijo...

Pájaro: No fue pensado de esa manera, pero la muerte de Lamborghini el viernes me conmovió especialmente por una situación circunstancial, (en el momento de recibir la noticia, estaba charlando con una mujer que fue alumna suya, y su reacción merece ser contada: Se sacó los anteojos, losacomodó, y me dijo: "Leónidas se puso por última vez el overol sucio, desplegó sus alas, y se fue") Todavía, al escribirlo, me estremezco. Y sí, por suerte, este fue un escritor de la "estética del laburo", y merece nuestro respeto y homenaje.
Julián Ezequiel. Totalmente de acuerdo. Y si no lo hay, una lucha justa.
Un abrazo a los dos