jueves, 26 de noviembre de 2009

Una noche en el museo

Un par se sábados atrás, sucedió “La noche de los museos” (digo sucedió, porque no se me ocurre una manera más apropiada de decirlo….Supuestamente, la organización está a cargo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pero esta entidad con fines de lucro sólo se ocupa de organizar escuchas, golpizas, impuestos, venta de terrenos públicos, formularios para protestas, permisos para pensar y todo un cotillón taaaan interesante!). Además, este “evento” viene realizándose desde la era premácrica, así que no le otorgaremos ningún crédito, con mucha justicia.
La cosa es que tenía ganas de museizar, y quedamos con un grupete de amigas de encontrarnos para la gira.
La grilla era más que amplia, y el tiempo bastante reducido (recuerdo versiones anteriores en las que se extendía hasta las 6 de la mañana, pero este año, vía ¿código contravencional?, ¿a casita temprano que mañana hay que ir a misa?, ¿ni en pedo pago horas extras para una manga de zurdos que van de noche a un museo?, el corte era a las 2.
El primer descarte que hicimos fue por barrio (buscar varios museos a pocas cuadras uno de otro, porque no te vas a pasar la noche viajando, no?) Y después, por rareza. Había salas que se armaron ad hoc, y reunían colecciones que en otro momento ni se te ocurre ir a ver, o no sabés que existen, o tienen un horario tan apropiado para los afiliados del PAMI que se desajustan a las posibilidades temporales de cualquier homo laboris….El otro elemento a tener en cuenta en la selección es la particular rareza de las integrantes del grupete, que es determinante, en última instancia (como la cuestión económica, digamos)
Hecha la selección, arrancamos por la muestra del Museo de Psicología Experimental y el Museo Houssay (no sé si el nombre es exacto, pero por ahí vamos…),que se exhibía en la Facultad de Farmacia, junto a otras muestras bastante más asquerositas, como frascos nauseabundos conteniendo cabezas, cerebros, fetos, orejas, narices en formol, (queja: muchachos y muchachas a cargo de la organización: Los visitantes no somos estudiantes o profesionales de la disciplina, si no me ponés un cartelito no te entiendo, bebé! Cuál es la diferencia entre el frasco A1 y el A2? Qué me significa? Ah?)
Volviendo a la primer muestra, de Houssay y Psicolgía Experimental, que sí tenía cartelitos, folletos explicativos y personas que se acercaban y conversaban con vos de lo que estabas mirando…los objetos y aparatos exhibidos eran fascinantes, ya que uno ve, ahí, en el objeto, plasmada la mano y la inventiva humana. Aparatos diseñados para distintos tratamientos, observaciones, mediciones, pensados a puro pulmón (bueh, a puro cerebro) en función estricta con esa necesidad…usando los conocimientos y principios de física, química…todo ahí, a la vista. Debo reconocer que esto que digo lo hago desde hoy, donde ni por casualidad te entro a un consultorio para ser analizada con alguno de esos esperpentos, negros, oscuros, casi brutales, propios del laboratorio del Dr Frankenstein. Pero bueno, lo que intento rescatar es otra cosa, che! Cómo los tipos se las ingeniaban, que de eso se trata el ser humanos!
Uno de los aparatejos que más me interesó, fue el ergómetro. Debo confesar que venía con historia previa, ya que me habían hablado hace tiempo del aparato que usó Alfredo Palacios para poder fundamentar la jornada laboral de 8 horas. Este ergómetro (si uno googlea, cosa que hice para ilustrar este post infructuosamente, los ergómetros que salen no tienen nada que ver. Son aparatos re-modernos, mirá, con múltiples opciones, caja de quinta y autolimpiante) era una especie de caja negra a manija y una agujita que se movía, algunas perillas, y basta. Para qué lo mandó pedir a Europa Palacios? Simple. Tenía que justificar científicamente el proyecto de ley de reducción de la jornada laboral. Con ese aparato, se hicieron estudios de medición de la tensión muscular de los trabajadores a lo largo del día, por un período extenso de tiempo, y se determinó que a las 8 horas de estar trabajando, el músculo pierde tono, no puede seguir haciendo fuerza, es improductivo el dueño del músculo (es decir, el laburante) por lo tanto, es inconveniente y peligroso extender por más tiempo el esfuerzo que implica trabajar.
Interesante resulta pensar cómo se argumenta un proyecto de ley, no? Está bien, en esa época no existía el Google, ni Wikipedia, los tiempos eran otros y la seriedad y compromiso con que se tomaban algunas cosas no se resolvían en una semana de rosca, pero…
Ah, también fui al Museo del Agua. Sí!, estuve en el corazón del palacio de Obras Sanitarias , al ladito y debajo de los inmensos tanques que proveyeron de agua potable…otro caso, ese…fiebre amarilla, salubridad, necesidad de agua segura….Y un edificio armado como escenografía para contener 72.000 toneladas de agua potable de un Gran Depósito Central de Gravitación de las Aguas Corrientes, con 300 mil piezas de cerámicas esmaltadas y ladrillos barnizados, traídos en barco desde Inglaterra en cajas numeradas para encastrarlos como Mil ladrillos o Rasti (a mí me gustaban más los Rasti!). un poco diferente a los edificios inteligentes estilo caja de zapato de vidrio polarizado…y, el tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y quisquillosos…se nos ocurre cada cosa!
Como no se puede vivir sólo de la cultura, terminamos la noche tomando cerveza y hablando mal de los hombres, obvio….

jueves, 19 de noviembre de 2009

Burzaco, Chamorro, Palacios, James, Rodríguez Larreta, Montenegro, Scioli…… ¿Yo señor?¡Sí señor! ¡ No señor! ¿Pues entonces quién lo tiene?....Susana, Tinelli, Castaña, Mirta, Barbarrosa….


Subte hasta las tetas a las 9 de la mañana. Subís empujada por una marea y te quedás en la misma posición (Con un pie en el aire, y el codo del de adelante en el estómago, y la cartera de vincha) hasta que bajás, impelida por la bajamar…Alguien dice fuerte: “A ver un asiento que hay una mujer embarazada”. Los sentados caen sorpresivamente en un desmayo inducido, o justo les suena el celular, o justo se les cae el diario, o justo….Una mujer (sentada) de unos 50 y pico mira a la embarazada y contesta: “pero si es joven!”…….


Burzaco, Chamorro, Palacios, James, Rodríguez Larreta, Montenegro, Scioli…… ¿Yo señor?¡Sí señor! ¡ No señor! ¿Pues entonces quién lo tiene?....Susana, Tinelli, Castaña, Mirta, Barbarrosa….


Esquina de Córdoba y Serrano (más o menos) al mediodía. Un hombre ciego golpea el bastón, pide a gritos que alguien lo ayude a cruzar la avenida. Todos pasan, lo esquivan, cruzan, el ciego sigue gritando……


Burzaco, Chamorro, Palacios, James, Rodríguez Larreta, Montenegro, Scioli…… ¿Yo señor?¡Sí señor! ¡ No señor! ¿Pues entonces quién lo tiene?....Susana, Tinelli, Castaña, Mirta, Barbarrosa….


En un aula del CBC, la docente “baja” un concepto teórico con la situación de un adolescente de 17 años que asiste a un recital, entrada en mano, y termina tirado, descerebrado, por la violencia policial. Un alumno contesta ” Y, si va a ver Viejas locas….” Con el consentimiento y las risas cómplices de todos (todos) sus compañeros


Burzaco, Chamorro, Palacios, James, Rodríguez Larreta, Montenegro, Scioli…… ¿Yo señor?¡Sí señor! ¡ No señor! ¿Pues entonces quién lo tiene?....Susana, Tinelli, Castaña, Mirta, Barbarrosa….


Tic, tac, tic, tac, tic, tac

martes, 17 de noviembre de 2009

Lilita, quemá esas cartas!



Correspondencia

Carta No. 1

A un Amigo en Buenos Ayres.

Tu Carta, no ha alterado la quietud que goza mi espíritu como lo temías; y no puedo menos que extrañar en ti, efecto tan ageno de una razón ilustrada.

En todas partes del mundo la muchedumbre arrollada desde su cuna en la más profunda ignorancia, cierra los oídos a la razón y no se cree feliz sin que aquella la siga hasta la tumba. Pretender correr el tenebroso velo que se antepone a sus ojos, es empresa vana.

El único que tiene poder bastante sobre su mal es el tiempo; y siendo esta verdad tan conocida por ti, no alcanzo qual sea la causa de tu sorpresa.

Que el Pueblo desdeñe el bien que no conoce, es propio; que lo desease, sería extraño. Yo, no puedo apetecer una felicidad cuya existencia ignoro. Que un Pueblo esclavo sin la más ligera idea de libertad, ame su servidumbre, es un deber a su condición, en la qual, hasta el deseo de romper las cadenas, ha perdido.

Así pues, su inquietud. U desconocimiento al bien, deben merecer indulgencia en tu consideración. Nada procede de un juicio racional. Una alma envilecida en la servilidad, no puede liveralizar sus sentimientos. Los hombres que se elevan sobre los prejuicios de su nación, saben apreciar el feliz estado en que estamos, y divisar los gloriosos progresos que esperamos. Este sentimiento será común, luego que baxo la protección de nuestros libertadores se experimente la convalecencia de los males que causó el despotismo.

El honor, la justicia y la libertad van á ser el modelo de nuestros procedimientos. Nuestra constitución política, colmará de prosperidades este hemisferio. La justicia se administrará por hombres formados por la virtud, y no por el valimiento y el favor. Substituirán leyes sabias, claras y conformes á la necesidad del país, á las bárbaras, tiranas y contradictorias, que habían producido toda la ruina de nuestros habitantes. Florecerán las artes, y ciencias baxo la protección de una nación savia: circulará el comercio activo, para sacarnos del letargo que nos abruma. Se adelantará la agricultura todo lo que debe ser, para apreciar las producciones de nuestro suelo.

Yá los magistrados tiranos, indigentes, venales y prostituidos no tendrán lugar en nuestros estados; y se enjugará el llanto de los de los infelices, a quienes la arbitrariedad de aquellos, y la ridícula multiplicidad de formalidades legales, havían arruinado en sus intereses y reputación. El bien común reglará el proceder de los hombres, y serán desconocidos aquellos monstruos cuyos intereses siempre opuestos á los del Pueblo habían apurado todos los arbitrios para embrutecerlo.

No dudo como dices que él pueblo haya crído diferente de la nuestra la religión que profesan los ingleses; más, los hombres de ilustración saven que ambas reconocen esencialmente unos mismos principios, y que la poca alteración que se advierte jamas ha dado motivo a devorarlos en las llamas, a quienes no han adoptado sus ideas.

Las provincias que han logrado la protección Británica en nuestros tiempos os son un testimonio incontrastable de la tolerancia y equidad de esta nación. Ella ha respetado siempre en todas partes el culto Christiano, y abriga aun en su propio seno el Catolicismo.

Yo espero se disiparán estas ideas de perjuicio, con la conducta de nuestros protectores, para gustar la dulse consonancia de la concordia y la felicidad.

Mis ocupaciones no me permiten mas tiempo para emplearme en esta. No omita impartir quanto ocurra en esta materia, que con el mayor gusto expondrá sus sentimientos a tu censura tu afectísimo amigo-

Anselmo Naiteiu

Monte Video, de Mayo de 1807


Esta carta fue publicada el 30 de mayo de 1807, en La Estrella del Sur, el periódico de las fuerzas inglesas de ocupación en Montevideo durante los sucesos de 1807.

En esta carta particular que reproduzco (los errores, acentos y escrituras extrañas son la copia fiel de la reproducción facsimilar publicada por la Biblioteca Nacional, una de las joyas de mi propia biblioteca, je), y en otras cartas incluídas en el diario, se va señalando sutilmente, desde Montevideo a Buenos Aires, las ventajas de la conquista inglesa, y la necesidad de acompañar a los invasores, quienes a cambio asegurarían el libre comercio y la “libertad de expresión”. Anselmo Naiteiu es el seudónimo de Hipólito Vieytes (el de la jabonería) quien desde Montevideo manifestaba su clara adhesión al gobierno británico.

Esta respuesta se anticipa 102 años a la presentada por la ¿señora? Carrió a las Embajadas, lo que viene a confrimar, una vez más, que la naranja mecánica atrasa....


Tengo el texto completo de la famosa carta, se reprodujo en varios blogs, pero si alguien la quiere, chifle y será enviada....


sábado, 14 de noviembre de 2009

El solicitante descolocado



Desempleado
buscando ese mango hasta más no poder
me faltó la energía la pata ancha
aburrido hace meses, la miseria
busco ahora trabajo en la era atómica
dentro o fuera del ramo
si es posible.

Todos los días abro el mundo
un jardín de esperanzas
en la sección empleados
voy clasificándome
atento
este aviso me pide.

Entonces
a escribir con pasión y buena letra
adherido con lealtad
—ser claro—
escucho el ruego del ruiseñor
uniendo lo primitivo a lo culto

la inspiración a la escuela
trato de seducir
con mis antecedentes.
Solicitud detállame
el que suscribe
práctico en desorganizar
está deseando
ganarse un pan en tu establecimiento
hombre de empresa
casilla de correos.

Leónidas Lamborghini

jueves, 12 de noviembre de 2009

La sociedad no es un texto

“Ustedes los kirchnerístas y la estética de los chicos con mocos me tienen podrido” escuché decir ayer histéricamente, a un muchachote entrado en años cargado de cama solar, que ocupa una cátedra y escribe libros cool, sale en Ñ, usa pantalones verdes,… Si fuera el único imbécil que canturrea este pregón no sería problema, … (aunque tenga un público cautivo cada semana)


“El kirchnerismo se había convertido en un género literario” De esta ¿jocosa? manera, se develaba hace unos meses el carácter ficcional de un personaje inventado por un grupo de ex muchachitos devenidos en grandulones (será generacional?) , que en una suerte de experimento lúdico, hicieron decir a ese personaje, en algunos posts y comentarios blogueriles, lo que ellos entienden por retórica kirchnerista. “Nos pareció en un momento que ser kirchnerista se había convertido en una actitud estética, como ser flogger o rockero chabón, con una relación tenue o hasta inexistente con el barro embolante de la política pública concreta” argumentaron el ejercicio literario, muy poco honesto, por cierto. Porque poco les importó lo que le podía “parecer” a los lectores, que ingenuamente, pensaron al personaje como el representante virtual de una persona real.


Y aquí un primer problema: en la blogósfera, a excepción de los trolls, existe el supuesto de que quien escribe o comenta, lo hace desde una posición de cierta honestidad, diciendo algo muy similar a lo que realmente piensa. Todos sabemos que en la virtualidad nos mostramos de manera fragmentaria, recortamos aquellas zonas nuestras que queremos hacer públicas, ya que, afortunadamente, en realidad somos mucho más complejos, mas ricos y miserables. Pero volviendo, se supone que lo que escribimos es lo que pensamos. Y si no, se avisa….


Y esto es lo que no sucedió. No avisaron. Y lo que es peor, también hicieron público el nombre de quienes alentaron al personaje, le mandaron mensajes, se sintieron identificados, lo linkearon. Así, públicamente, se burlaron de actitudes mucho más honestas que las que a ellos mismos los guiaron. Porque se separan de la realidad. La realidad para esta gente es un texto, la realidad es ficción. Y en la ficción, no hay consecuencias. La sangre es pintura, las lágrimas son de jugo de cebolla, y el dolor no duele (y el azúcar no endulza, claro)


El otro problema es que muchachotes hartos ya de estar hartos que se cansaron de la extenuante y prolífica experiencia militante universitaria, del pasilleo shuberoffista y el profundo compromiso asumido en alguna asamblea universitaria, que abominan del barro embolante de la política concreta forman legión. Una legión de aburridos palermitanos (aunque vivan en Lanús ¡horror!) que escriben libros, blogs, dan clases en la universidad, dictan talleres, y vomitan. A estos tipos les resulta cómico, jocoso, hilarante, irritante enchastrarse los zapatos intentando hacer algo concreto. Mejor es entonces, hacer discursos sobre lo concreto, y discursos de los discursos, y elevarnos más, y más, en niveles más abstractos cada vez, llegando así al nirvana metalingüístico, inventando personajes, inventando situaciones, ficcionalizando sobre ese barro y esa realidad que les es tan ajena como un tango…que también es lacónico, quejoso, llorón…


Y desde ese lugar de abstracción, pequeño mundito literario, la realidad puede ser leída como texto. La realidad admite distintas lecturas, distintos géneros, distintos registros. Y la tarea es entonces una elucidación estética, que no tiene consecuencias. Para mentes entrenadas, preparadas e inteligentes, se trata sólo de separar los buenos discursos de los discursos berreta. Lo poco estético o aburrido, aunque bien argumentado no merece ser tenido en cuenta. La forma se come al contenido


. Y si decía líneas arriba, que estos tipejos son legión, también forman un ejército los seducidos por ellos. Porque su escritura es atractiva, no jodamos. Porque manejan muy bien los recursos, los discursos, pletóricos de guiños eruditos, de chicanas al autor que acaba de ser bajado de la estantería de Prometeo (a quien hasta ayer adoraban) y entronizando al nuevo pope, efímero como aroma de sahumerio. Y su escritura está dirigida a mentes entrenadas, que se sienten interpeladas, sienten que ese discurso les pertenece, el ejercito y la legión son una misma cosa….Y en esa lógica discursiva, nada tiene consecuencias. Tampoco vomitar hacia la política, desparramar el descreimiento, la desmovilización, apelando a la burla, la parodia hacia la “literatura” de los chicos con mocos, que van descalzos, los desamparados, los desocupados. Es una decisión estética. Borramos a esa literatura de nuestro alcance, borramos la realidad a la que hace referencia. Cerramos los vidrios polarizados y no vemos lo que pasa en la calle. Desaparece


Reconozco que sí existe un discurso kirchnerista, como también uno peronista, o zurdo. Pero son el reflejo de una practica militante, en la que se van construyendo los sentidos, la forma de ver y recortar la realidad, una forma de reconocerse, no el reflejo onanista en los espejos del baño de un restó literario


Entonces, no se trata de cuestiones estéticas. Las pelotas. La desmovilización, la desmemoria, la abulia política, la falta de compromiso es una decisión ideológica. Y sí trae consecuencias. Que le pregunten a Lautarito García , por ejemplo, que jugando al Atari desde Interior se cargó 34 muertos. Pero él no los vió. También leía literatura fantástica desde la pantalla.. O a ellos mismos, cuando se sienten agraviados, cuando les tocan (fundamentadamente) el culo, saltan cual histéricas, convocan a sus adláteres, escriben solicitadas, movilizan a sus soldados a librar batallas simbólicas (y no tanto)

O a los primeros referentes de la sociedad como texto. Los primeros comandantes de esta legión ( primeros interpretativistas en ciencias sociales) que haciéndose los boludos, y hablando de los antropólogos como autores, haciendo descripción densa, elaboraban detalladísimos informes sobre aquellas sociedades que iban a ser “receptoras” de la intervención de Estados Unidos.


Esta decisión ideológica no es ingenua. Fragmenta. Relativiza. Todo es igual. No hay realidades más o menos complejas. No hay conflictos sociales. No hay problemáticas a tratar. No hay responsables, no hay víctimas, no hay mentiras y verdades, todo se diluye, todo lo sólido se desvanece en el texto…

domingo, 8 de noviembre de 2009

Historia tragica con final feliz

para un domingo a la tarde...

video

Nop, no puedo subirla completa, es muy linda, así que invito a pasar por
http://www.youtube.com/watch?v=mWIwX4ep2I4&feature=related

¡Fuera crucifijos! por Dario Fo ·


El fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha causado un gran escándalo al admitir la denuncia de una ciudadana italiana y declarar la presencia de crucifijos en las aulas escolares como un atentado contra la libertad de los padres para educar a sus hijos con arreglo a sus convicciones, y contra la libertad de religión de los propios alumnos. Los católicos apostólicos romanos hacen grandes protestas de escándalo. No a los cristianos. Porque también hay cristianos que no son apostólicos romanos, y no consideran que el símbolo de la cruz sea su valor esencial. Y ni que decir tiene, el fallo del tribunal europeo dista de ser ofensivo para quienes son ateos y no tienen religión, como yo. Tampoco me parece ofensivo para quienes profesan otra religión.

Lo extraordinario de esta sentencia destinada a provocar no sólo escándalo, sino también debate y enfrentamiento, es que irrumpe en la pantalla plana de una realidad italiana que vive ―¿vivirá?― inveteradamente a la sombra del poder de la Iglesia romana. Visto así, la sentencia es una crítica profunda a su símbolo por excelencia, la cruz. Una simbología impuesta, colgada en todos los colegios, hospitales y oficinas como seña de identidad de nuestra cultura. Una omnívora cultura de estado. Y los católicos no renunciarán fácilmente a la idea de que son los gestores de la religión de estado.

Pero el tribunal europeo ha añadido, y no por acaso, que los alumnos de todas las edades pueden interpretar fácilmente la presencia de los crucifijos en las aulas como un evidente símbolo religioso, y que, por lo mismo, podría condicionarles: aunque es un estímulo para los niños ya católicos, puede ser un condicionamiento y un trastorno para los de otras religiones y para los ateos.

Estalla la ira del Vaticano, el gobierno de centroderecha acusa, la oposición democrática balbucea («es una cuestión de cultura, de tradición»). Muy bien; abramos, pues, el libro negro de esa cultura y de esa tradición. El catolicismo de la Iglesia romana esconde, tras un crucifijo interpretado como redención, una cultura y una historia de violencias, atropellos y guerras. En nombre de la cruz se han cometido grandes fechorías, cruzadas, inquisiciones, el saqueo y las matanzas del Nuevo Mundo, la bendición de los imperios y de los hombres de la providencia. Sin olvidar que, hasta el siglo XIX, el catolicismo prohibió traducir la Biblia y los Evangelios a la lengua vulgar.

En nombre de ese «símbolo» se han cometido los crímenes más atroces. Y se siguen cometiendo con las prohibiciones contra el derecho de los hombres a administrar el conocimiento y la libertad individual y sexual. Si es «nuestra cultura», según declaran al alimón la intrépida ministra Gelmini y el «pontífice» Buttiglione, quien, encima, califica de «aberrante» la sentencia de Estrasburgo, ¿por qué no hablamos del lado oscuro de la cruz como simbología de poder? Pero es como si siguiéramos diciendo: el espacio de lo visible, de la iconografía cotidiana de la realidad, es mío, lo manejo yo y pongo en él los emblemas que yo quiero. Ahí está el error.

La Conferencia Episcopal se desgañita: la sentencia es «ideológica». Que nos hable de la violencia en la cultura histórica de la Iglesia romana apostólica, de las hogueras contra la razón herética que por sí sola hizo avanzar a la humanidad. Si lo que se quiere defender es su origen salvador para todos, entonces hay que aceptarlo y adaptarlo al presente, porque al principio no era más que un signo para identificar los lugares clandestinos de oración y culto; no un símbolo impuesto, que podría valer por un ritual de muerte, hostil a los demás, a las otras culturas, historias y religiones.

Ojalá la realidad que nos rodea, y por lo pronto, la realidad formativa de la escuela, vuelva a ser un espacio creativo, libre de religiones, incapaz de imponer a nadie las obligaciones opresivas dimanantes de los valores ajenos.

Dario Fo, escritor y dramaturgo revolucionario italiano, fue Premio Nóbel de literatura en 1998.

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=2879

Foto: Leon Ferrari La Civilización Occidental y Cristiana 1965 Técnica mixta

jueves, 5 de noviembre de 2009

Suerte de mierda!


Se han hecho innumerables tratados sobre probablidaes, se dan seminarios, se apela a la suerte, a los hados,se dan seminarios, se enseña y se estudia cabala desde hace milenios ...pero una cosa es decir y otra...
Alguien me puede explicar cómo cuernos emboca, la única paloma parada en el único árbol de la cuadra, una inmensa cagada en el ojo (esquivando los anteojos) de la única persona que transita en ese exacto momento por ese lugar?
Un aplauso para la paloma, se lo merece!
(Y otro para el asador que le dará buen destino)
No, si este año estoy cagada por las palomas....

martes, 3 de noviembre de 2009

Los Trópicos están tristes


Claude Lévi-Strauss
Bruselas, 28/22/1908-
París, 31/10/2009)











Hace casi un año escribí un post que no publiqué. Hablaba del cumpleaños número 100 de Lévi-Strauss. De cómo nos habíamos amado y odiado tanto...de lo importante que fué, de las rupturas que produjo con su estructuralismo, y por eso también, justamente por eso, lo discutimos, lo criticamos, lo adoramos tanto.
Pero ya está, ya pasó, ya murió el viejo de la tribu.
Murió un crítico del racismo, de los nacionalismos, un hombre apasionado que, al menos hasta hace un año, a punto de cumplir el centenario, seguía visitando, dos veces por semana la biblioteca de la universidad, para hablar con los alumnos.
Adiós al maestro.
(le debo un post, Claude)