lunes, 8 de noviembre de 2010

Ponele que los asesinos van al infierno...

hoy es día de de marea alta en la cloaca de ese infierno, cayó tanta mierda de golpe...

7 comentarios:

Felipe dijo...

Un hijo de puta menos

nilda dijo...

yo digo, tanta apelacion a cielos e infiernos en estos dias en la blogosfera, somos todos agnosticos y no creemos en dios, gracias a dios, y sin embargo ¡como es la estructura psi!!! nosotros, los agnosticos, necesitamos sentir (ya que no pensar) que todo bien será recompensado y todo mal será pagado. Sabemos que no, y sin embargo....
y claro que coincido;un hijo de puta menos y lo peor para el, que queriendo ser un segundo Peron, un Napoleon, que digo un Alejandro Magno, que digo, un kublai Kahn (ni se como se escribe,pero entienden la idea), termino siendo bosta de vaca.

Rafa dijo...

Laura:
Coincido, pero no nos olvidemos de sus cómplices civiles que todavía están entre nosotros, como Mariano Grondona. O si la podés aguantar, leé la necrológica de La Nueva Provincia.
http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/9/11/2010/ab9004.html

Un besote.

mariajesusparadela dijo...

Alguna compensación teníais que tener, tras tanto duelo.

rene orlando dijo...

Coincido con Rafa. Aunque para compensar la necro de La Nueva Provincia tenemos la de Crónica.

Carmela dijo...

El infierno lo instaló este sujeto deleznable en la tierra.
Me pregunto si alguna vez se habrá cuestionado que hubiera sentido en el lugar de los que torturaba y terminaban muriendo ... en la piel de los que eran arrojados al mar desde los aviones...
Habrá sentido alguna vez una pizca de remordimiento?
Coincido con Rafa : Hay muchoooosss cómplices civiles que están entre nosotros reverenciando el genocidio.

ARO dijo...

Repugna verle la cara a esa bestia. ¡Maldito sea!