sábado, 18 de mayo de 2013

Nunca descanses...

Ha pasado mucho tiempo desde la última entrada. Muchas cosas. Pero ayer murió el asesino. He dedicado, en estos años, varios post a estos animales. No podía dejar de postear.
Lo he puteado tantas veces, he deseado su muerte otras muchas. Me pregunté a lo largo de los años qué sentiría cuando realmente se muriera....
 Ahora, que sólo es un despojo, al que millones de seres humanos maldicen, no siento nada. Ni alegría, ni tristeza. Sólo la tranquilidad de saber que murió en una cárcel común. Que los otros presos no derramaron una lágrima por él. Que su cuerpo fue retirado de un pabellón como una bolsa de basura que empieza a heder (más fuerte)
No creo en el cielo y el infierno. Simplemente, él no está más. Es su contribución al mejoramiento del medio ambiente. Nada más. Nunca más

6 comentarios:

nilda dijo...

sera la muerte la que nos quite de la vista a los muñecos malditos? Fue suficiente la justicia? Se murio un hijo de puta. Pero se llevò puestos a muchos ¿alcanza?¿alcanza?

Laura dijo...

Hola Nilda. No, no alcanza. Pero es más de lo que pensábamos 10 años atrás. Cuando quedó libre, vos, yo, y miles pensamos que nunca más estaría en preso, y menos aún, en cárcel común. No alcanza, y su cuerpo no fue orinado, ni picaneado, ni quemado con cigarrillos, ni tajeado ni arrojado desde un avión. Porque somos distintos. No somos de la misma especie. Estaba podrido en vida, así que pronto quedará poco de él. Pero no olvidemos quién fue. Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Se ha muerto.
Punto final para un asesino.
Es bueno recordar, para que nunca vuelva a suceder y evitarlo en vez de lamentarlo.
Abrazo grande, Laura.

G dijo...

Pienso exactamente igual, Laura. Escuché decir que ojalá se hubiese muerto sufriendo más, con más dolor, por ejemplo. Pero a mí eso no me cambia nada, no me hace mejor verlo sufrir más sino saberlo muerto donde debía morir, en la cárcel. Videla murió en la cárcel (impensable, es cierto, hace 10 años!!). No es poco, no es nada poco, aunque falte tanto.
Abrazo

ARO dijo...

Es un innombrable. Que Dios -si existe- lo tenga en el infierno.

guiora selassi dijo...

estoy de acuerdo mariajesus;ES IMPRESCINDIBLE RECORDAR, para que no vuelva a suceder; educar al soberano, crear defensas para que nunca mas germinen engendros que corrompen la humanidad.