viernes, 1 de febrero de 2008

A bloguear mi amor, vamos a...

Desde hace algún tiempo, me fui incorporando lentamente a la famiglia virtual como comentarista, molestando en blogs ajenos, discutiendo, aprendiendo, conociendo, pero siempre "desde afuera"
Le fui tomando el gustito, pensando en la posibilidad de jugar de local, pero mis conocimientos técnicos más básicos que la cumbia villera me daban miedito (no intento abrir un debate acerca de la cumbia villera, pero convengamos que sus compases son bastante simples y su vuelo metafórico similar al del rinoceronte, tal vez en esta simpleza se encuentre su valor, pero esta es otra historia)
Bueno, acá estoy, probando
No tengo la mínima idea de lo que estoy haciendo, tampoco sé si voy a poder postear seguido (juá, voy incorporando el lenguaje!) ni si me va a gustar, pero lo estamos intentando....
Acerca del título, del Blog: mi pregunta central es si el agujerito de los vermicelli tiene el mismo largo que el fideo, o si hay una continuidad agujeril antes y después del vermicelli. Esta pregunta me da vueltas en la cabeza desde hace algún tiempo, y creo que hay múltiples abordajes posibles, desde distintas corrientes teóricas y prácticas. Se me ocurre por ejemplo pensar al agujerito como el "tunel" que se produce cuando la Enterprise toma velocidad Warp. Otra pregunta, un poco más corriente, es si el fideo se hace entero y luego se lo perfora, o si se construye en torno al agujerito. Claramente. todo esto no se enmarca en la tradición aristotélica, pues, como sabemos, Aristóteles no conocía a los fideos, por lo tanto, difícilmente podría haber especulado acerca de la finitud o infinitud de sus espacios de aire, pero algo vislumbraba al aseverar "El fin último del hombre es la felicidad que sólo el comer pan puede producir" — Aristóteles sobre el placer de consumir alimentos a base de harinas-
Bueno, listo por ahora. Hasta la próxima

9 comentarios:

Pensamiento libre dijo...

Bravísimo lo suyo! Veo que estoy como desvirgando su blog, así que no quiero ser muy molesto ni extenso.

Recién preparé unos vermicellis en su honor. La referencia de Aristóteles no la conocía pero no me extraña. Los hidratos de carbono tienen esa magia adictiva para nuestros cuerpos, casi como las cosas que usted escribe, así que no se haga desear y escriba.

saludos.

Cine Braille dijo...

Se comenta por ahi que los agujeros son importados, y que ensamblan los fideos en maquiladoras de Tierra del Fuego. El meoliberalismo apátrida que le dicen.

Anónimo dijo...

Hidalgos caballeros, agradezco sus visitas, sabrán que estoy recién llegada y no conozco todavía las reglas de etiqueta blogueril, así que empiezo a practicar.
Don Cine: Se habrá instalado en Tierra del Fuego por la exención impositiva, o por un problema de temperatura, para que los agujeros se mantengan fresquitos?
Don Pensamiento, las damas no tenemos memoria, así que agradezco sus palabras, y espero haya disfrutado su plato. Pesto y tuco?
Laura

Cine Braille dijo...

Va queriendo... ya tenemos links. Un paso más seria tener imágenes. Y otro, auspicios de Google (AdSense). Mirá si te ayuda a pagarte los cigarrillos...

Eva Row dijo...

laura, me parece que los vermicelli no tienen agujero.

Ulschmidt dijo...

El vermicelli, cual ente tórico, sólo puede ser completamente abarcado por la topología !
Avanti, piu avanti! - como dijo Almafuerte y corresponde repetir en un blog como éste.

Pensamiento libre dijo...

Eva: me arruinó el día...si mi viejo se entera no me invita a comer el domingo. Estoy dudando sobre si tienen o no agujero, y me parece que tiene razón.

Es que los tanos en su taxonomía de la pasta tienen spaghetti, tallarines, pappardelle, fettuccini, fettucelle, tagliatelle, bucatoni, bucatini, capelli d’angelo, macarrone, penne, fussili, rotini, barbina, fusilli lunghi, fedelini, vermicelloni, bavette, bavettine, y así hasta el infinito. Lo que me deja pensando sobre la realidad o no de la finitud del vermicelli.

Laura dijo...

A la marosca, se armó la rosca! Cuánta actividad, qué emoción!
Cine: Gracias por el aliento, pero: mmmmm. Tú también Bruto? El peor argumento para desalentar a un fumador es el económico. Me estraña araña.
Eva: es cierto, técnicamente son foratti, pero quién que viva en Bs As no ha comido un vermicelli pesto y tuco (con agujerito, claro) en Pippo? Y quién soy yo para decirle a tamaña institución que se equivoca en el nombre? Hagamos la vista gorda, y pensemos o-pipparamente! Y Eva. le debo una disculpa, ayer en el café de don U no quise ser grosera ni clausurar la discusión, pero me parecía que estabamos forzando un debate en vez de disfrutar ese bello cuento. Nuevamente, mis disculpas.
Don U! Un honor. (y le aseguro que me da un poco de vergüencita!)
Pensamiento: Pappardelle! hace unos días vi unos italianos recontra tentadores en un negocio tan caro, que pensé en dejar de fumar para poder comprarlos. Voy a jugar al quini, y si gano, los preparo e invito (usted pone el vino, of course)
Gracias a todos

Eva Row dijo...

Laura: no se puede creer, pero yendo a Pippo cuando tenía mantel de papel, nunca comí fideos, siempre carne y a veces esa buseca inolvidable.
A raíz de este dilema de si los vermicelli tienen o no agujerito, me puse a ver fideos en super. Y se cumpió mi sospecha, no tienen. Los forattini sí tienen. Mi mamá me mandaba al almacén de "Filardi" a comprar Foratini de Tampieri, era una marca famosa cuando yo era chica.
Lo del café de Ulsch. está bien, me convenció, no problem.