martes, 19 de enero de 2010

Corrientes, 974

segundo patio al dofón....
No hay porteros ni vecinos, sino un grupo de inmigrantes reunidos en una mesa, con un puñal como testigo de lealtad al Jefe
Juan G Bookart, inmigrante alemán, militante del mitrismo, que había participado de la conspiración fallida en el mes de julio de 1875 para derrocar al presidente Avellaneda, y rápidamente logró reclutar a una gran cantidad de adeptos que le respondiera, para llevar adelante un cambio social.
La mayoría de sus seguidores eran extranjeros, fundamentalmente italianos y españoles
Las reuniones se realizaban en la casa de Bookart, por la noche y por la tarde. Allí, durante días y meses, fueron planeando "el gran día" que pronto iba a amanecer, en el que todo iba a ser arrasado por el pueblo. Allì se acordaban las comisiones diariasspara cada conjurado: buscar adeptos, hacer contactos, buscar dinero....
Allí, sobre la mesa del comedor, hacían el siguiente juramento:

En la ciudad de Buenos Aires, a..........de mil ochocientos setenta y cinco reunidos en casa de Juan G Bookart á las dos de la tarde un número de personas, amigos y republicanos todos, con el objeto de preparar los trabajos políticos que deben salvar a la patria argentina de la miseria y ruina á que se la llevan unos cuantos hijos desnauralizados y pícaros, hemos acordado por unanimidad de pensamientos en celebrar un solemne compromiso bajo las bases siguientes:
Primero: Nos los abajo firmados, juramos por el Dios de la libertad de los pueblos y las leyes de la verdadera igualdad republicana y democrática, como por el honor de nuestro nombre y honra y por ese puñal que tenemos a la vista, cumplir con toda fidelidad y hasta la muerte con los artículos siguientes:
Art 1º: Cada uno de nosotros se impone la obligación de trabajar con el mayor secreto a fin de que se puedan reunir los compañeros con que debemos realizar el pensamiento antes dicho
Art 2º: Que no teniendo recursos para esta obra, debe cada uno proporcionarse de alguna manera un arma con la que pueda defenderse y matar durante la lucha y toda vez que fuese necesario hasta la conclusión de nuestro grandioso proyecto.
Art 3º Nombramos por nuestra absoluta voluntad, y por la de nuestros muchos compañeros, á D. Juan G Bookart como gefe superior y director de nuestras polìticas empresas, al cual obedeceremos en cuanto mandase.
Art 4º: Las deliberaciones que este nuestro gefe tome antes de lanzarnos á la lucha deben siempre ser ayudados en nuestros consejos y reflexiones, tda vez que él lo solicitase.
Art 5º: Terminada que sea la obra que debe salvar la patria de la miseria, de las traiciones y el desquicio, nuestro gefe superior D. Juan G: Bookart queda obligado por este mismo y solemne juramento á buscar el medio como indemnizar nuestros trabajos y sacrificios.
Art 6º: Nosotros no obedeceremos a nadie ni estaremos con nadie, desde este momento, sino con el gefe que por este santo juramento hemos nombrado, y al cual obedeceremos como ya lo hemos dicho, en todo y cualquiera que fuese la operación que hubiese de ejecutar y cumplir aunque para ello tuviésemos que nadar en un gran río de sangre.
Art 7º: Si en la lucha quedasen algunos de nuestros compañeros fuera de combate por haber muerto en defensa de los derechos de un pueblo libre, de las instituciones democráticas y paternales, sus mujeres, hijas e hijos tendràn el mismo derecho que los que vivan, á lo que diche el artículo 5º de este solemne compromiso.
Art 8º: Si se llegase a saber que alguno había revelado nuestros trabajos, á cualquiera autoridad, será castigado en cualquier tiemp por nosotros mismos, con la pena que merece todo traidor, la muerte.
Artículo último: En fe de lo cual firmamos con nuestro puño y letra, y con toda la tranquilidad de nuestros espíritus y la fuerza de nuestros corazones para que conste en todo tiempo este solemne compromiso que con toda formalidad hemos contraído para salvar a la Nación Argentina nuestra patria y la de nuestros hijos y volverla al sendero de felicidad y progreso

seguirá....chan, chan, chan.....

9 comentarios:

Ulschmidt dijo...

que determinación sanguínea!
y hasta un poquito mercenaria... poca línea política y bastante cláusula sobre asuntos compensatorios, no??
siga, siga.

Cine Braille dijo...

Acaba de comenzar una saga que me tendrá firme frente a la pantalla. ¿Segundo capítulo a qué bookartdía y hora, por el mismo bookartcanal?

mariajesusparadela dijo...

Por lo que leo, italianos y españoles ¿no estarían mejor salvando a sus propias patrias de nacimiento?.
Espero impaciente el chan chan siguiente.

rene orlando dijo...

Me sumo al público ansioso con la próxima entrega. Saludos!

Verboamérica dijo...

Mariaje: ¿porqué omite al alemán en su pregunta? Igual no veo mal que los extranjeros hagan política en el país donde trabajan, viven y se proyectan...

Verboamérica dijo...

Laura: que sigan las entregas.

El Canilla dijo...

que siga !!! que siga !!!

Laura dijo...

A todos: gracias por comentar, y como dije en el post siguiente, no estaban dadas las condiciones objetivas para postear antes (mi vida era (sigue siendo por estos días) un verdadero quilombete, pero la apechugamos!

nefertiti violeta dijo...

Hola, cómo estás? Estoy buscando info sobre la conspiración bookart, me podrías mandar lo que tengas? muchísimas gracias, es para una investigación, mi mail es luciasabate@gmail.com