sábado, 24 de abril de 2010

Sanos Juicios

Anoche estuve en la apertura de la Cátedra de DDHH de Filosofía y Letras. Como cada año, hace muchos años. Pero esta vez fue distinto. Esta vez, ya no era simplemente bajar un piso y sentarme. Tenía que ir especialmente, después de un día que arrancó mal
A las 7 de la mañana, antes de empezar la clase, paré un minuto en el bar a tomar un café. La pantalla de la tele prendida me asqueó. Astiz, fotos y fotos de Astiz, el animal, el angel/diablo rubio me escupía el café. No sé de qué se trataba, no había sonido, sólo imágenes macabras anunciando un día largo.
A las 7 de la tarde llegué a casa, estaba Manu, le dije que tenía que ir a Filo, si me acompañaba…. Dudó, preguntó, se duchó y nos fuimos caminando despacio….
El año pasado se habló sobre el genocidio en Colombia. Datos, cifras, testimonios, abogados nos trazaron un mapa de la locura colombiana. Nos conmovimos. Nos enojamos, nos asombramos….pero era algo ajeno.. Al final, cantó Alejandro del Prado. El año pasado, y Andrés el Viejo estaba sentado al lado mío.
Ayer fue distinto. Al lado mío estaba mi hijo, había menos gente, y el tema que se empezaba a tratar era el de los JUICIOS.. Nuestros juicios.
Nuevos datos, cifras (hay más de 1300 causas, muy pocas terminadas, varios juicios en marcha, y cientos y cientos esperando que se decida cuándo….) Nombres de genocidas, de represores, de bestias…animales. Marcos legales, antecedentes históricos, citas de héroes de mayo….. Fragmentos de los testimonios…..Manu me agarra la mano. Lo empiezo a notar nervioso. Sigue la lectura de testimonios de la barbarie: violaciones múltiples, picanas, abortos, quemaduras de cigarrillo en los genitales, en los pezones, agua helada que se congela en los cuerpos chamuscados, agua con sal que se hace tragar a los sedientos, partos en la oscuridad entre golpes, panzas embarazadas que se patean sin motivo, cordones umbilicales cortados con cuchillos que no se atan, desparramando la vida después de dar vida…..Mi hijo me aprieta la mano. “Vámonos, quiero vomitar”
Nos levantamos. Nos estamos yendo. Se acerca una amiga, salimos juntas, hablamos unas palabras. Sale Graciela. Nos saludamos, me agradece que haya venido (“vine por vos, estaba reventada, pero quise venir…. “ Hablamos de algún proyecto para dentro de unas semanas, dice que me tiene que escribir porque tiene algunas puntas, pero que va a ser después del jueves….”El jueves tengo que atestiguar, y no puedo pensar….”
Salimos, los dos, en silencio. Le pido disculpas a mi hijo. No sabía que iba a ser tan duro. Se le cae una lágrima. “es que no hay palabras….uno escucha hablar de torturas, de desaparecidos, siempre escuché eso….pero son palabras que no dan idea de esto que escuché recién….Es un asco, no son humanos ….Algunos compañeros míos se ríen cuando nos hablan de la dictadura. Tendían que escuchar ésto…..”
Y me pregunta: “ esa señora de recién, estuvo…”.? Sí, en la ESMA

Esta mañana recibí un mail de Graciela. Me pasa los datos que me había dicho, y termina con “Cariños”
Se lo muestro a Manu. Es posible, es necesario el afecto después del infierno.
Ellos, los asesinos, nunca sabrán decir Cariños. Nunca lo recibirán.

14 comentarios:

PÁJARO DE CHINA dijo...

Es el efecto aterrador y concluyente de la descripción en singular de la tortura. No hay atenuante. Se acaba el discurso, se acaban todas las disquisiciones. Fue lúcido de tu parte quedarte con Manu. Intuyo que algo se formó en su interior más poderoso que años de escolaridad.

Un abrazo fuerte.

paluchax dijo...

Es terrible. Tan cierto lo que dijo, uno escucha hablar de todo lo que pasó quizá sin detalles aberrantes. Le pasó a un conocido, abogado que tiene que ver con algunos de todos estos juicios a esas lacras, volvía a su casa pálido y destruído luego de escuchar los testimonios.
Y después el cabezón asqueroso osa decir que hay que la nueva política es mirar para adelante.

Besos Laura

paluchax dijo...

perdón, cuando dije detalles aberrantes no quiero dejar de decir que todo fue aberrante y que esos no fueron detalles. Me expresé mal quizá por eso esta explicación. Ahora sí, besos.

Cine Braille dijo...

http://www.lainsignia.org/2004/diciembre/cul_041.htm

El grito primal dijo...

¿este bloc está financiado con la plata de la anses, que es de los jubilados?

mariajesusparadela dijo...

Lo que no es comprensible es que haya, como aquí con la guerra civil, discusión sobre el tema: lo que está mal, está mal, lo haga quien lo haga. No hay disculpa para la tortura. No hay disculpa para la crueldad, con nadie, ni personas ni animales. El ensañamiento es de enfermos.

Ulschmidt dijo...

Los de cierta edad hemos tenido nuestro encuentro con ese horror tarde o temprano, en mi caso fue cuando el fin de la dictadura, los juicios a las juntas, documentales o peliculas como la noche de los lápices. La gran revelación de cómo realmente habían sido las cosas, y habían sido horribles

AROBOS dijo...

Es terrible que además lo autores de tamaños crímenes no sean juzgados, no hayan sido ya juzgados todos y encarcelados para el resto de sus días. Entiendo la reacción de tu hijo.

Laura dijo...

Pájaro: tal cual: es la distancia entre el concepto abstracto y el caso concreto. Y tantas veces nos olvidamos de qué estamos hablando, allá, por las nubes....Bajar a la realidad concreta puede ser cruel, , triste (como en esta situación) pero tambien puede ser maravilloso (comerse un chocolate no tiene comparación con pensar en "Variedad de golosina)
Un abrazo
Palu: Totalmente de acuerdo con todo! dos besos.
Cine: Gracias, siempre es un placer releerlo.
Grito: Le queda alguna duda? Por supuesto que sí! Además, para qué quieren más guita los jubilados? Para comprar más medicamentos, eh?
María Jesus: por supuesto, los hechos aberantes no admiten discusión! En cualquier lugar, en cualquier momento, por eso es imprescindible castigar a los culpables.
Don U: me hizo acordar a la primera vez que ví fragmentos de los juicios, hace más de 20 años. Todavía me estremece el relato de Adriana Calvo, lo recuerdo como si hubiese sido ayer. y, si es muy fuerte, aterrador, pero por eso también hay que recordarlo,para que no pase nunca más-
Aro: en el año 1985 se realizó el Juicio a las Juntas Militares, se condenó a prisión a los principales responsables de estos crímenes,(a los testimonios de 833 personas se refiere el texto de Borges que nos indica Cine Braille) pero luego, con las leyes de obediencia debida y punto final primero, y el indulto más tarde, quedaron todos en libertad. Espero que mi hijo pueda ver a todos presos, y sí, la reacción que le produjo es saludable, no es algo humano, ni natural, no se puede soportar tanta brutalidad!
Un abrazo para todos

pablo dijo...

Amiga, empezó el día haciendo docencia y para no variar su costumbre, lo terminó igual...

Y bien por Manu, van creciendo los charabones. Las Vickys saben que , de una manera diferente, estará el recambio.

Carmela dijo...

Desgarrador escrito, Laura.
Tenés razón : una cosa es ver los escritos o las denuncias y otra es tropezar con la salvaje realidad de las imágenes.
No sé cómo pudieron.
Y algunos , aferrados a la derecha más acérrima continúan divulgando mentiras.
Hace unos días escuché decir a una compañera de escuela ( ex de un militar de Campo de Mayo) con absoluta liviandad y desparpajo malsano que las presas políticas no querían a los hijos que parían , los rechazaban... por tal motivo debieron darlos en adopción. Una infamia más que tergiversa la historia.
Nosotros somos capaces de parir ternura como dice el Nano en su tema ....¡Y vida!
Ellos generan infiernos y después lo niegan.
Esa negación implica una oscura cobardía.

Laura dijo...

Amigo Pablo (whasap? andamos cambiando de personalidad?) Sólo tratamos de vivir, sin tropezarnos con nuestra vetgüenza, no le parece? Y eso también consiste en de la mano a los charabones, para aliviarle la espalda a las Vykys.
Carmen. Tampoco sé ni me imagino cómo pudieron. Leyendo lo que decís, me acordé de Felipe Solá, anoche, presentándose como un espacio político, afirmando que la política de DDHH está bien, pero habría que acotar la cantidad de juicios....No sólo los ejecutores son responsables, también sus cómplices. Un asco.
Un abrazo a ambos dos

Carmela dijo...

Los juicios no deben mermar. Deben ser ejemplificadores para que la barbarie no vuelva a repetirse.
Y llegar con todos hasta las últimas consecuencias sin que desaparezca ningún testigo( como Julio López)
Seguro : La complicidad civil es otra delas aberraciones que jamás lograré entender!
Sin la complicidad civil el genocidio hubiera encontrado un límite!

Laura dijo...

Carmela: totalmente de acuerdo. Un abrazo