domingo, 18 de julio de 2010

Estrella tu que tocaste....

‘vos nunca más vas a tocar el piano’. Porque vos no sos guerrillero, pero sos algo peor: con tu piano y tu sonrisa te metés a la negrada en el bolsillo y les hacés creer a los negros que pueden escuchar a Beethoven", le decía el coronel uruguayo José Nino Gavazzo, en las largas sesiones de tortura.

Miguel Angel Estrella había tocado el piano para los coyas de Salta y Jujuy o los peones del azúcar de la FOTIA tucumana, los habitantes de las villas miseria de todo el mundo, tratándoles de restituir durante décadas la propiedad perdida de Beethoven y Bach llevándoles su "Música Esperanza", en el deseo que la cultura sirva para restablecer, en algún oscuro día de justicia, los derechos del hombre.


En esta gran entrevista que le hace Miguel Bonasso , Estrella cuenta su vida, el secuestro, tortura, y se mete con los personajes, los describe increíblemente.


Pero Miguel Angel Estrella siguió tocando, y creando. .
Bueno, la cosa es que mañana lunes 19, a las 19hs, presentará su programa “La voz de los sin voz”, que busca preservar y promover y documentar las expresiones de músicas, rituales y danzas del patrimonio cultural de América latina. El documental “Afrobolivianos” nos cuenta la trayectoria de los negros esclavos traídos a Bolivia, su participación en la guerra de la Independencia, el trabajo en las minas, en el campo sin retribución alguna, obligados a trabajar 3 días para el patrón y 3 días para mantener a su familia, bajo el látigo de los capataces…En la actualidad hay pequeños pueblos en la zona de Yungas en la que conviven afrobolivianos y aymaras, y también en las ciudades están presentes. Con poesía, danzas y cantos este documental rescata la cultura de los afrodescendientes.


Esto es en el Centro cultural Paco Urondo, 25 de mayo 217. Nuevamente, están todos invitados. /por las dudas, repito: Lunes 19, 19hs)

Al final, cuando se enciendan las luces, después de haber visto esta película, Miguel tocará el piano para todos los que lo queremos escuchar….¿Porque acaso, no somos la negrada, eh? Y una se da cietos gustitos, a esta altura del cotillón....




7 comentarios:

Felipe dijo...

Excelente iniciativa.

Los derechos humanos y civiles son propiedad de todos los seres humanos,independientemente de su raza,piel o credo.

Gracias Miguel por tu fraternidad

Carmela dijo...

Pero Miguel Ángel Estrella siguió tocando!
Los coyas , los peones del azúcar, lo que viven en las villas merecen el mismo acopio de cultura que merecemos todos.
Buena medida : Rescatar la cultura de los afrodescendientes.
"Música esperanza" y "Palabra esperanza"...enarbolará algún día los parámetros de la justicia y restablecerá los derechos del hombre.Aunque no lo veamos , Laura.
Merece difusión .Vale la pena!
Ya lo divulgué!!

mariajesusparadela dijo...

Hay cosas que nos pertenecen a todos, pero la música...la música relumbra en las voces africanas.
¿como no comprenderían la música clásica los creadores de los espirituales y del jazz? ¿cómo no disfrutarán los que, si no hay instrumentos los crean con la naturaleza o los sacan de su propia garganta con registros increíbles?

LauraGalletita dijo...

Qué sentido toca este hombre, por Dios!
Hace que Bach vuelva a cantar para todos!
Vaya si ha encontrado la eternidad... sólo el amor y el arte nos hacen inmortales, no hay vuelta que darle!

El Canilla dijo...

Recién me enteré ayer, por esa estulticia dominguera, y la verdad que me era imposible ir. Pero no puedo dejar de recordar el horror que sentí, cuando por los canales de información que existían allá por el 77 o 78 ( ya no recuerdo bien) nos enteramos lo que estaban haciendo en el paisito con las manos y el bocho de un músico. Recuerdo que una de mis tías, la soprano , la que fue suegra del Jaime después, le mandaba unas cartas a mi vieja que eran un largo y brutal llanto. Las estrellas del Miguel no se apagaron por suerte.

AROBOS dijo...

Cómo se puede robar hasta el derecho a escuchar música. Yo también soy de la negrada.

Laura dijo...

A todos: Gracias por pasar. Ando medio corta de tiempo, pero ya iré recuperando el ritmo para contestar, postear y comentarles a cada uno.
Un abrazo