domingo, 11 de julio de 2010

Plan de dios

No cometerás actos impuros

Eso dice el 6to mandamiento. Ese es, según el cardenal Jorge Bergoglio, uno de los puntos del Plan de dios.

Muy bien. Estamos de acuerdo. No cometer actos impuros está muy bien, ahora, no entiendo por qué entonces se opone al matrimonio de personas del mismo sexo (biológico)

Porque dos personas que se quieren casar, lo hacen por amor. Y qué más puro que el amor? El matrimonio entre personas del mismo sexo, es, en consecuencia, un acto puro, un acto de amor.

Impuro es otra cosa, señor cardenal. Impuro es bendecir genocidas, bendecir armas, asistir torturas, corromper menores, violar personas del mismo o del otro sexo. No unirse por amor.

Por lo tanto, don cardenal, tampoco entiendo por qué convoca a una marcha este martes. Por qué exhorta a párrocos, capellanes y rectores de iglesias para que faciliten a sus fieles los medios necesarios para que asistan a la concentración frente al Congreso, en repudio al tratamiento, por parte del Senado, de la Ley que permitirá a personas que se quieren, casarse.

Por qué pide que en las misas se lea la declaración del Episcopado "sobre el bien inalterable del matrimonio y la familia", texto oscurantista escrito con aire medieval y olor a azufre

DECLARACION DEL EPISCOPADO

"Afirmar la heterosexualidad como requisito para el matrimonio no es discriminar, sino partir de una nota objetiva que es su presupuesto"

"El matrimonio no es una institución puramente humana a pesar de las numerosas variaciones que ha podido sufrir a lo largo de los siglos"

"No estamos ante un hecho privado o una opción religiosa, sino ante una realidad que tiene su raíz en la misma naturaleza del hombre, que es varón y mujer"

"El matrimonio como relación estable entre el hombre y la mujer, que se complementan para la transmisión y cuidado de la vida".

Cardenal, si el plan de dios es el amor, déjese de joder, quédese tranquilo contando sus pecados, y apártese



Padre, aparta de mí ese cáliz...
Padre, aparta de mí ese cáliz...
Padre, aparta de mí ese cáliz...
De vino tinto de sangre.


Como beber de esa bebida amarga,
tragar el dolor, engullir la bronca...
Aún callada la boca, resta el pecho.
Silencio en la ciudad ya no se escucha.
De que me vale ser hijo de una santa,
mejor sería ser hijo de otra,
otra realidad menos muerta,
tanta mentira, tanta fuerza bruta.


Padre, aparta de mí ese cáliz
de vino tinto de sangre...


Es tan difícil despertar callado,
si en lo callado de la noche me lastimo.
Quiero lanzar un grito infrahumano,
que es una manera de ser escuchado...
Todo este silencio me atolondra,
atolondrado permanezco atento
en el palco, para en cualquier momento
ver emergir el monstruo de la laguna.


Padre, aparta de mí ese cáliz
de vino tinto de sangre...


De tan gorda la puerca ya no anda.
De tan usada la navaja ya no corta
Es tan difícil, padre, abrir la puerta
de esa palabra presa en la garganta,
ese trago homérico en el mundo.
De qué vale tener buena voluntad
si callado el pecho, resta la cabeza
de los ebrios en el centro de la ciudad.


Padre, aparta de mí ese cáliz
de vino tinto de sangre...


Tal vez el mundo no sea pequeño,
ni sea la vida un hecho consumado...
Quiero inventar mi propio pecado.
Quiero morir de mi propio veneno.
Quiero perder de una vez tu cabeza
y con mi cabeza perder tu juicio.
Quiero oler humo de óleo diesel
y embriagarme hasta que alguien me olvide.

7 comentarios:

Carmela dijo...

Qué buen post!!!
Acabo de enterarme de la cruzada de Bergoglio y su santo séquito.
Si señor! Impuro es bendecir armas , presenciar torturas de seres indefensos, abusar de menores desamparados, estar siempre del lado del poder , olvidar el hambre y las humillaciones del pueblo.
Es oscurantista y arcaico.Está asesorado por el Opus.
Huele a rancio y a Santa Inquisición.
Una manía permanente la del clero : meterse en la cama de la gente pero no comprometerse con los temas que realmente tienen importancia.
Vomitivos.

Carmela dijo...

Precioso video!!!
Soberbio!!!
"Aparta de mi ese cáliz"!!!!

mariajesusparadela dijo...

Lo que ellos hacen son siempre actos impuros.
Y piensa el ladrón que todos son de su condición.
Parece que la Iglesia (esa, esta y la de Roma) no entiende absolutamente nada.

(Impuro es otra cosa, señor cardenal. Impuro es lo que ellos hacen cada día)

Gra dijo...

"Martes, no te cases ni te embarques", menos si eres puto o torta, piensan Bergoglio y su troupe. ahora, ¿viste que los argumentos son cada vez más bestias? Como si se cebaran en su propio discurso, empezaron con las leyes naturales universales y ahora ven demonios de cuernos regodeándose entre fueguitos...
Para mí que están poseídos.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Los argumentos in crescendo no se pueden creer. Hay que darles más espacio para que se hundan solos. Los folletos que repartían hoy (hablando de la menor expectativa de vida de los homosexuales y la cura de la homosexualidad) eran dignos del Circo Sarrasani.

Supongo que la extrema visibilidad de estos mierdas en los días que corren contribuirá a que se reduzca su clientela.

No entienden razones. Predican en base al "orden natural de las cosas" (que es lo menos natural que conozco) y el "sentido común" (que es más mentiroso y peligroso que la navaja mejor afilada).

Espero que se aproveche la ocasión para ir a fondo hacia un Estado laico y librarse de estas jerarquías de mercaderes que sólo han servido para bendecir picanas, cogerse pibes y llenar sus arcas en nombre del Jesús del pesebrito.

Besos furiosos.

AROBOS dijo...

¿Por qué han de meterse en la vida ajena?, ¿qué les importa a ellos lo que una pareja de hombres o de mujeres quieran hacer? Si entienden que dos seres humanos del mismo sexo no deben unirse en matrimonio, que no lo hagan ellos, pero que dejen que los que quieran hacerlo lo hagan libremente. Quieren imponer su moral, su concepción de la vida a todos.

LauraGalletita dijo...

Genial!
Mucho más antinatural es que un hombre "se consagre" a Dios prometiendo abstinencia sexual (la cumpla o no)!

Un abrazo, Lau!