miércoles, 18 de agosto de 2010

de cuando San Martín fue padre....

Que San Martín es el Padre de la Patria es una obviedad tan obvia para cualquier argentino bicentenárico como que el padre del aula es Sarmiento inmortal, o que Urquiza es el padre de tantos hijos que no se pueden contar...

Pero no siempre fue así, eh?

Primero tuvimos una Madre Patria, España, y una vez resuelto el Edipo, decidimos independizarnos y continuar solos el camino (hasta ahí, hay veces que buscamos desesperadamente madres sustitutas, pero esa es otra patología)

Ahora, con los padres, tenemos confusiones. La paternidad de todos los argentinos generó, durante muchos años, terribles peleas y controversias.

Primero tuvimos un padre reconocido: Manuel Belgrano (esta elección familiar fue apadrinada por Bartolomé Mitre, quien después de escribir la Historia de San Martín y la Historia de Belgrano se decidió por Manuel Belgrano, sopesando las páginas entre uno y otro libro....)

Incluso hubo momentos de tal confusión familiar, allá por el centenario, que teníamos 4 padres a la vez (poliandria en el Río de la Plata!!!): así, José M. Ramos Mejía, en 1910, y como presidente del Consejo Nacional de Educación dictaminaba que había que rendir culto a los “Padres de la Patria”, a saber: José de San Martín, Manuel Belgrano, Mariano Moreno y Bernardino Rivadavia.....

Daba expresas indicaciones para actos, ceremonias y ritos, en los que el maestro de música debía utilizar palabras y gestos severos y graves para enseñar el himno, ya que éste era “oración sublime de la Patria”. Así dice la primera estrofa de este antiguo y olvidado Himno Patriótico: “¡Poneos de pié todos! Voy a deciros la oración de Mayo: San Martín, Moreno, Belgrano, Rivadavia, padres ilustres de la República Argentina, que moráis en las regiones excelsas de la inmortalidad en la Historia, glorificada sea vuestra memoria por las presentes y futuras generaciones”.

Entonces, cuándo fue que adoptamos a Don José como padre?

Sarmiento primero y luego especialmente Ricardo Rojas (con su “El santo de la espada”) fueron los principales defensores de San Martín, quien finalmente desplazó a Belgrano en el pedestal

A partir del Decreto Nº 10.302/1944, publicado en el Boletín Oficial el día 10/05/1944., se estableció definitivamente el culto a José de San Martín como “Padre de la Patria”. Era presidente (de facto) Edelmiro Farrell. Desde ese momento se empezó a construír la estatua impoluta, militar y guerrera de nuestro San Marín. Era necesario tener una mano firme y segura, sin fracturas sensibleras guiando nuestros pasos...

Así que, ya véis, la historia familiar es un invento, y se va relatando y enmarañando de acuerdo a las necesidades.

Igual, a mí este padre me gusta mucho, y más cuando descubrí que era humano y no de bronce ...



4 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y, además, santo, amiga (y de los que regalan la capa).

Airdish number dijo...

Belgrano nos quedó como una especie de tío copado???

AROBOS dijo...

Mucho padre de la patria.

Carmela dijo...

Siento una predilección especial por Belgrano , Laura. No lo puedo evitar ( licencias del corazón....)
Siendo letrado , un intelectual , no dudó en hacerse cargo del ejército ( careciendo de preparación militar)y a pesar de alguna derrota su integridad lo enaltece.
Destinar el dinero que le ofrecía el gobierno para la construcción de escuelas pone en evidencia su desinterés y su grandeza.
Murió en la mayor de las pobrezas( en su lecho de muerte pagó al médico con un viejo reloj de su padre).
Tucumán , Salta , Vilcapugio, Ayohuma ....Dio lo mejor.
Y lo mejor fue su humildad.