martes, 22 de febrero de 2011

Comprobado: el Derechil provoca trastornos neuronales irreversibles.

Hasta ahora, se había comprobado que la ingesta de Derechil tenía, como efectos colaterales; un agudo incremento de la insensibilidad social, picos de hijoputez, y el grave síndrome de la estupidez irreversible.
Nuevos avances científicos han demostrado otros sindromes, como la desmemoria, la inhibición del humor, y la dislexia in nominis (este último síntoma ha sido extensamente estudiado durante siglos, ya que desde los comienzos de la humanidad, el efecto de cambiar el nombre que produce este tipo de dislexia ha causado peligrosas consecuencias, que varían desde causas legales hasta el exilio del hogar, pasando por cenicerazos, insultos, etc)
Volviendo a los nuevos hallazgos, estamos en condiciones de informar que los mismos se verifican, entre otros casos, por la aparición del nuevo libro del afamado escritor Marcos Aguinis, progresivo y consecuente adicto al fármaco.
En su nuevo “hijo” ("Elogio del Placer") don Marcos critica a Eduardo Galeano por algo que el uruguayo no escribió, ¿Anticipación, quizá? ¿Error de tipeo? No, no no. Dislexia in nóminis!
Así, en la página 227, del capítulo "¿Cuestionar el progreso?" don Aguinis afirma
"Recientemente, el autor uruguayo Eduardo Galeano escribió que no se resigna a caminar el mundo "tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente, sólo porque a alguien se le ocurre agregarles una función o achicarlas un poco".
Luego sigue pegando: "El progreso no consiste en dejar de hacer cosas, sino en que haya cosas mejores que hacer, Galeano"….
"Es el progreso que soñaba el socialismo utópico, luego el científico y la guerrilla guevarista , estimado Galeano."
Tanta tirada de orejas por parte de un abonado a las amables tertulias del intoxicado de Derechil Mariano Grondona, no dejarían de sorprender, si uno mira el currículum de Marquitos, pues causa ternura tanto Alzheimer…
Pero a decir verdad, debería abrirse las venas : el libro que desata sus iras pertenece a Marciano Durán, director de Cultura de la Intendencia Departamental de Maldonado, en su crónica "Desechando lo desechable". Es más, el texto Marciano, lejos de ser un sesudo tratado, es una gran humorada contra la manía de tirar y comprar: añora, por ejemplo, el tiempo en que se lavaban los pañales de los chicos…
Entonces: acusa a un no-autor de algo que jamás escribió, y encima lo toma en serio!
Poco serio es usted, don Aguinis.
Pida disculpas, al menos. Intentar vender difamando a Galeano! Pocas ideas viene teniendo, a ver si se pone las pilas. Y se seca la baba que le produce la chochera….
Y éxitos con su libro, tal vez sirva como desechos para reciclar papel…



Gracias Cine Braile, por acercarnos esta perlita

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Eva es increíble. Y los personajillos, reales y con evidente cambio.

Cine Braille dijo...

Qué fenómeno don Marcos, el adversario soñado: qué alegría tenerlo en la vereda de enfrente.

Carmela dijo...

El Derechil desemboca en la adicción al Boludol.
Qué malo el tiroteo de Aguinis(le tenía un cierto reconocimiento por aquella obra que q´tanto me había gustado cuando era joven : "La cruz invertida")
Parece que Aliverti también le devolvió el golpe .
Imagino la sonrisa orgullosa de Galeano.Los dardos del decadente Marcos reafirman la inamovible postura del escritor uruguayo.
Mejor así.
Con ésto : fue.
Beso.

Valentin dijo...

UNETE A LA PEQUEÑA COMUDIDAD DE BLOGGERS NOVATOS , NO DEJES QUE LAS IDEAS DE ESTOS PEQUEÑOS BLOGGERS MUERAN CON SUS BLOGS , GRACIAS

Esilleviana dijo...

Aclarame las dudas: siempre había escuchado que con el paso de los años, las nuevas décadas, la mayoría tendemos a un cierto conservadurismo, valorando las tradiciones, exaltando los valores habituales o los rutinarios, de ahí que con el tiempo tendemos a girar hacía esa derecha carca e intransigente, obcecada en mantener sus creencias legendarias...por buscar una explicación a esa tendencia por preservar las costumbres conocidas...

Interesante lectura.

saludos.

Laura dijo...

Hace días que no puedo entrar a responder los comentarios! No se abría la ventana, pero parece que ahora sí
María Jesús; Esos personajillos con esos cambios!
Cine: Cambió la foto! Y sí, uno se siente tan bien estando en la otra vereda...
Carmela: Don Marcos hace tiempo que se viene llendo....Cada día está más...qué decir? No es problema de edad, es problema de estupidez
Valentín: Hola, nos damos una vuelta y vemos
Esilleviana: Creo que es una explicación que puede aceptarse, si uno acepta que como están las cosas, están bien. Echarle la culpa a los años es más fácil que seguir teniendo un pensamiento crítico, Pero no es necesariamente el avance de la edad trae la comodidad de las ideas. Muchos ilustres y queridos ancianos siguen peleando, siguen creyendo en un mundo más justo y solidario y no se conforman. Son elecciones, y está muy bien que se elija, lo malo es disfrazarlo! (por supuesto, esta es mi opinión!)
Un abrazo a todos