jueves, 24 de marzo de 2011

30.000

35 años

Nunca más


Nunca más.

Parte del Nunca más es pensar con ideas propias. Tener mirada crítica. Perderle el miedo a la ternura. Creer que el que está al lado es un compañero, un amigo.

No puedo agregar nada nuevo, excepto afirmarme en las certezas, las pocas certezas que tengo.

Y descreo de los milagros, de las respuestas salvadoras . Creo en el compañerismo, en el esfuerzo, en la construcción día a día.

Parte del nunca más es comprometerse con lo de uno.

Por eso, este día, elijo colgar esta respuesta de la Dra Josefa Rodriguez, Directora del Hospital Garrahan, respecto al caso de los hermanos Bustos Fierro.


Los hermanos necesitan un transplante de médula ósea, y han decidido (sus padres) hacer el tratamiento en Estados Unidos, para lo que necesitarían un millón de dólares. Todos nos solidarizamos con ellos, en todas las sucursales bancarias se puede hacer depósitos, y se reclama la intervención del gobierno para solucionar el problema económico.


Pero en nuestro país se realizaron con éxito estos transplantes y tratamientos, de manera gratuita.

Vuelvo al comienzo.

A 35 años del golpe militar, recuperar la confianza, sacarnos de la cabeza la extranjería innecesaria, recuperar la alegría, la salud, la educación, y el amor por lo nuestro. Los 30.000 luchaban por eso. No los olvidamos.

Nos vemos en la plaza

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Hay que empezar a valorar lo propio.
Con ese dinero se puede hacer mucha investigación.
Y, como bien dices, implicar a los gobiernos.

Felipe dijo...

Ojalá que no sea necesario salir fuera del país para dar respuesta a este caso y a otros muchísimos

Sujeto dijo...

Laura
Qué bien que ligaste lo que ocurrió hace 35 años con el tema de Bustos Fierro; es una muestra palpable de cómo la colonización fue efectiva, como desvalorizamos lo nuestro ante el "brillo" de lo extranjero. Ambos temas tienen más conexiones que las que están a la vista.
Una alegría seguir constatando que en la Plaza, año tras año, somos más, y fundamentalmente, más familias con sus hijos, más jóvenes. Es ésta la contracara de esa devaluación de lo propio.
Un Abrazo

Esilleviana dijo...

También deseo que esos dos chicos que necesitan un transplante de médula ósea, pueden ser atendidos en vuestro país, sin necesidad de tener que viajar a EEUU. ¿solo depende del Estado y las organizaciones, que se impliquen en la atención a sus ciudadanos? creo que sí.
Espero que se solucione del mejor modo.

un abrazo.

Laura dijo...

María Jesús, Felipe, Esilleviana: Esa operación puede realizarse en Argentina, en hospitales públicos y de manera absolutamente gratuita. Por eso puse el video de la Directora del Hospital Garrahan, hospital público especializado en niños y adolescentes, de excelente nivel profesional. Y como dice la Dra Rodríguez, los índices de éxito son iguales a los internacionales. El problema es que los padres de estos chicos decidieron hacerlo en EEUU. Entiendo que como padres, quieran tener el mejor tratamiento para sus hijos, pero si las garantías son las mismas, el dilema es, hasta qué punto debe intervenir el gobierno, aportando dinero (U$S 1.000.000, que como dice Ma Jesús, se puede destinar a investigación) si en nuestro país, sin un peso, se podrían hacer las intervenciones y el tratamiento. A ésto me refería cuando planteaba defender lo nuestro. Hay gente que sigue pensando que lo extranjero es mejor, sólo por ser extranjero.
Un abrazo para los tres.
Sujeto: Y la alegría! Es increíble la alegría que había en todos nosotros! Y vamos por más!

Carlos G. dijo...

Excelente el post.
Y muy impresionante la vinculación de ambos temas (como comentó Conocido)
El 24 de marzo es un día triste en la recordación y de mucha alegría por todo lo que hemos podido recuperar.