jueves, 15 de octubre de 2009




Se viene el día de la madre, y nos apabullan con publicidades, recomendaciones y sugerencias, porque, quién se merece un regalo si no una madre? Al fin y al cabo, la madre es la representación de la providencia, che! Y si la vamos a proveer, proveyámosla con algo como la gente….

Todos hicimos de pequeños una fosforera con escarbadientes pegados, una tabla de picar con la mano (o el pie) pintado, un lapicero con una lata de tomates y lana enrollada….todos regalos tan pertinentes, tan para madres…porque las maestras que “¿imaginaban?” esos regalos terribles, también eran madres, y la venganza consistía en reproducir, y reproducir tamañas aberraciones estéticas (e ideológicas). Porque al regalo se le adosa el concepto, no? La madre trabaja en la cocina, pica la cebolla en la tabla, prende la hornalla para hacernos la comida con esos fósforos que están acomodaditos en la fosforera, y siempre tiene a mano el lápiz para nuestra tarea en esa lata de tomates amatambrada… Ahora que lo pienso, nunca hice un abrecartas, o un señalador de libros, o le pegué piedritas y brillantina a un cepillo para el pelo….

Y esa representación de la madre sigue y se recicla cada año, en las escuelas, en las publicidades, y en el mercado chino…. Regalémosle un lavarropas, una licuadora, un celular para que siempre esté a tiro de nuestras necesidades, un licorcito de café para que siempre tenga algo para las visitas (y no es un abuso de imaginación, lo ví en el chino, eh? : una hermosa tarjera con moño rosa -“rosita”, en realidad- con la sentencia: “Para mamá en su día…”colgaba del cuello de una botella de licor de café Bols… )

Porque las mujeres podemos ser muy libres, muy de gimnasio, de Activia, de PC portátil forrada en leopardo, muy de preparar un ambiente agradable y dejar en un descuido, y con cara de pícaras al lado de una cala, geles íntimas para “ese momento especial”, pero a la hora de la representación de la madre, fuiste, chiquita. Los orgasmos los tendrás al colgar la ropa al sol y sentir ese olorcito a Vivere que tanto te gusta, o mientras estrujás la Ballerina limpiando el piso con Pinolux aroma a bambú, planchar la camisa de tu maridito es un placer de lo más sensual…
porque tú sabes, mujer:

“La mujer sensual tiene los ojos hundidos, las mejillas descoloridas, transparentes las orejas, apuntada la barbilla, seca la boca, sudorosas las manos, quebrado el talle, inseguro el paso y triste todo su ser. Espiritualmente, el entendimiento se oscurece, se hace tardo a la reflexión: la voluntad pierde el dominio de sus actos y es como una barquilla a merced de las olas: la memoria se entumece. Sólo la imaginación permanece activa, para du daño, con la representación de imágenes lascivas, que la llenan totalmente. De la mujer sensual no se ha de esperar trabajo serio, idea grave, labor fecunda, sentimiento limpio, ternura acogedora”. (Padre García Figer en ‘Medina’, revista de la Sección Femenina de la Falange, 12 de agosto de 1945)

Por eso, estoy pensando en un gran negocio para el año próximo (cómo no se le ocurrió a nadies, eh?) Crear una línea de perfumes, jabones y cremas para el día de la madre, con distintos aromas, sumamente eróticos y audaces: Colonia para después del baño con olor a Blem, crema para el cuerpo con aroma a Ariel, perfume (este es el touch) con aroma a lavandina. Perfecto!,

7 comentarios:

Andrés el Viejo dijo...

Yo acostumbraba regalarle a mi mamá libros, que ella fingía recibir con agrado, aunque los dos sabíamos que yo no consultaba sus gustos en lecturas, sino los míos.
En fin, ventajas de una época en que aún las maestras tenían el buen gusto de no meterse en los asuntos familiares como regalos y por el estilo.
Evidentemente, el padre García Figer tenía una idea algo estrafalaria de la sensualidad. Su descripción no es precisamente como para entusiasmarse. Pienso que el buen curita, en caso de poner su alma en manos de especialistas, hubiera hallado en su interior una idea bastante más precisa de la mujer sensual.
Debe estar ardiendo en el infierno por hipócrita.
Saludos

Laura dijo...

Andrés: su madre, seguramente agradecía que le regalara libros, (aunque no fueran exactamente los de su interés)Me consta que hace regalos lindísimos, hombre!
Y en cuanto a los gustos del curita, no es lo más cercano a la descripción de chicos de orfanato?, qué quiere que le diga...
Saludos

rene orlando dijo...

No sé por qué, pero me parece que le va a ir mal con su empresa. Y si prueba con aromas más exóticos, que se yo, espadol, fluído manchester, cera suiza...

Laura dijo...

Excelente idea, René! La línea se podría llamar: Los aromas de la abuela. Se podría agregar también alguna loción con perfume de acaroína...
Se aceptan socios capitalistas para el emprendimiento!

Gra dijo...

Ay, es que usted no sabe apreciar la libertad que tenemos ahora las mujeres. De elegir, por ejemplo. O de salir a trabajar. Total el Pinoluz lo podemos comprar a la vuelta del laburo...

PÁJARO DE CHINA dijo...

Laura, todavía no aprendí a domesticar mis convulsiones en esta época del año. Me consuelo pensando que pronto empezarán las campañas navideñas y será aun peor. Hoy ya vi pequeños pinos anunciando el evento y me vinieron espasmos. Son momentos dignos de ... lo que denomino La Hora de la Escopeta (la que guardo detrás de la puerta).

Vi el asadete garbariniano. Prefiero lavar baños en Constitución (laburo digno si los hay) a rendirle tributo a Rogelio Roldán haciendo números vivos para el jefe.

Besos con aroma a andén.

Laura dijo...

Gra: Es cierto, siempre buscando el pelo en el huevo (y más, cuando preparo rapidito las milanesas porque se me hace tarde para ir a laburar...porque elijo, cómo no! Milanesas o churrasco, pinoluz de lavanda o frutos del bosque, crema de baba de caracol o de placenta de tortuga...
Pájaro: Evitaré los choppin (no me es nada difícil ésto) , las grandes avenidas comerciales...gracias por el aviso. No estoy preparada psicológicamente para la blanca navidad y la explosión del rojococacola...
Abrazo para ambas dos