jueves, 28 de octubre de 2010

Vengo de otro siglo




Vengo de otro siglo. Crecí, me formé el siglo pasado. Milité, amé, odié con las consignas, los modelos del siglo XX Por eso creo en el poder de la presencia. De estar ahí. De tocarse, de sentirse, de escucharse.

Por eso estuve en el Congreso el día que Néstor asumió. Lo había votado “con disidencias” no me convencía, pero estaba segura que era el mejor candidato. Y fui al Congreso con mis hijos, (para ver pasar a Fidel, en realidad). Y me conmovió la presencia de la gente. La emoción de la gente. Y lloré escuchando el discurso primero. Sentí que algo estaba sucediendo.

Igual seguí desconfiando. Pelotuda, cabezona, zurda que pone distancia, que mira con ojo crítico, que no se zambulle, que no se relaja, que busca la épica del gran relato

Pero a cada rato me daba un ataque de alegría. Me contagiaba de peronismo (críticamente, no vaya a creer), me sometía a los sentimientos y reía, lloraba a borbotones. Me ganaba el pragmatismo

Los cuadros caídos, el no pago de la deuda, el portazo a Washington, gestos nobles, viscerales, que nos iban acercando más y más, que nos devolvían el sentido de “La Política”, que nos volvían a enamorar, que nos devolvían a la calle, ya no sólo para protestar, sino para apoyar. Cosa rara, habiendo vivido toda una vida movilizándome para putear…estar ahora apoyando

Y me hice Cristinista, y confié en esa mujer. La guerra gaucha me puso totalmente a su lado. De la vereda de enfrente estaba el tren fantasma con todos sus mostrencos. Acabo de recibir un mail de un querido amigo que dice más o menos lo mismo que vengo escribiendo “ no tengo una conexión emocional con K,(…) K tenía una pinta medio chambona, como del tío que tira petardos en Navidad, pero me costaba empatizar, inercia del que se vayan todos, inercia del descreimiento absoluto post Felices Pascuas de 1987, no sé. Me parece que, como a varios, me empezó a caer la ficha con el tema 125, no tanto con la defensa de la resolución en sí (hoy no hay kirchnerista importante que no diga que era un mamarracho y una cagada descomunal) sino con la horda de primates que sacó pecho cuando el gobierno sintió la trompada. Es como decir: yo siempre estuve enfrente de éstos, que parecen ser infalibles para el error, no puedo dejar solo a este gobierno. Algo así como la reacción de Cruz cuando lo están atacando a Fierro: no puedo permitir que se mate a un valiente….”

Y desde ese momento, acá estamos. Ya no desconfío. Esa mujer me asombra, me enorgullece, me humaniza.

Porque confío, el viernes pasado, después del día de duelo por la muerte de Mariano Ferreyra, me paré frente a la clase, a las 7 de la mañana, y dije “Vamos a hablar de Mariano. Podría haber sido uno de ustedes, hace dos días estaba en este aula” Porque doy clase en la misma sede que Mariano militaba. Y no tuve problemas en responder a un alumno la pregunta “Cuál es la responsabilidad de la presidenta?” La responsabilidad es ir profundizando el modelo. Esa es su responsabilidad y nuestro desafío. Y nuestro compromiso es seguir saliendo a la calle, militar, discutir, defender todo lo que tenemos que defender, exigir todo lo exigible.

Por eso, desde ayer, estoy en la calle. Encontrándome en abrazos, en llantos con viejos compañeros de militancia, con amigos, compañeros de trabajo. Y sabiendo que no estábamos equivocados. Seguimos estando del mismo lado. Después de 20, 25 años, nos seguimos cruzando en distintos lugares, pero del mismo lado de la vida..

Por eso hoy, a la mañana, me encontré con Gladys y Anyu. Compañeras, amigas . Y las tres, sentimos el mismo dolor, lloramos nuestras m-as tristes lágrimas al pasar frente a Cristina, tan chiquita, tan sola al lado de ese cajón tan grande,… pero tan entera, tan llena de amor como para tocarse el corazón ante el “Fuerza Cristina!” Ese corazón que se ha partido de un flechazo certero, pero no de cupido, sino de la parca. Esa maldita parca que sobrevuela el destino de este país, que pega golpes cuando más duelen.

Porque creo en el llanto de esta nena, Melina, que hacía la cola hacia Casa Rosada con nosotras, y le decía a la madre que Cristina no iba a poder sola. Y en la convicción de la madre, que secándose las lágrimas que le brotaban a cada rato, le contestó que sí, que iba a poder, porque ya no está Néstor, pero estamos todos nosotros con ella…


13 comentarios:

Gra dijo...

Que no haga falta coincidir en todo es un buen síntoma, también, para pensar que sí se puede construir pluralistamente, críticamente. QUe hoy más que nunca lo que queda de la vereda de enfrente se vea tan claro es un aliciente(en la plaza, frente a la pantalla gigante, aplaudiendo y puteando alternativamente según quien apareciera entrevistado, parecía una gran asamblea popular). Hoy no fue el "que se vayan todos" (que se vaya Cobos, ponele que sí, je) y sí apoyo a un gobierno como -quienes venimos del siglo pasado- hace rato no veíamos.

Gladys Ramos dijo...

Lo que más lamento es que capaz que NK se encuentra con el viejo trosko ese el dibujo que tenes al costado y mamma mia el quilombo que van a hacer en la nubes!

Algo Habré Dicho dijo...

Adhiero tanto... incluso en lo parecido a la adhesión, la mía un poco más tardía, a este modelo.
Comparto tanto.
Y nosotras, las mujeres, que la vemos y lloramos más. Por esa nostalgia que hoy también tienen los hombres, llorando.
Pero nosotras las mujeres, ay... nosotras ni queremos pensar en las noches de Cristina, cuando, humana, tan humana, mueva los pies y no encuentre la pierna de Néstor. Esa parte es terrible.

El pueblo asume un compromiso, más que nunca, el pueblo estará.

Abrazo!

Rafa dijo...

Muy bello, Laura.

Y cuántas veces me descubrí tarareando ese tema de Alejandro...

Un beso y un abrazo.

Comandante Cansado dijo...

Abrazo, Laura.

El Canilla dijo...

Abrazo, Laura

Andreika dijo...

Qué tristeza. Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Claro que podreis, Laura. Todos vosotros. Y ella si tanto la apoyais.

Laura dijo...

Gra: claro: unidad en la diversidad, o algo así...Y apoyo a este gobierno, el mejor que vivimos los que venimos de allá, no tan lejos...Y andate Cobos la putaqueteparió!
Glagys: Me imagino a Néstor contando chistes y bardeando y al Viejo a carcajada limpia...que lo suban a you tube!
Algo Habré dicho: La imagen de los pies me partió. Nosotras sabemos qué es encontrar unos pies calientes que entibien nuestros cubitos...Y sí, estaremos.
Rafa: da para el tarareo, no?
Comandante, Cani, Andreika, Naría Jesús; Gracias
Un abrazo grande para todos

Néstor Dulce dijo...

DIALOGO DIOS Y KIRCHNER: "Quiero darte unos consejos para que se los transmitas a Cristina para que sepa como actuar con los traidores. ¿Te acordás cuando en "la última cena" Judas vendió a mi hijo por una monedas? Bueno ... al desgraciado le hice sentir tanta culpa que solito se ahorcó en un árbol.
Ya pasaron dos milenios, ¿y qué recuerdo quedó de Judas? A nadie le importa: no existe ni una estampita suya, ni un souvenir. Todo el merchandaising quedó para mis discípulos leales. Y, lo que es peor, el nombre Judas quedó asociado a la maldad y la traición. No quiero exagerar pero creo que hasta Hitler, Musolini o Franco tuvieron más suerte que él.
¿Cómo pensás que va a terminar Cobos?"
PD: Dios le dice a Néstor:
"Ponete contento. Hoy en Argentina ha nacido el tercer movimiento histórico, después del radicalismo y del peronismo, el kirchnerismo. Y no sólo lo digo yo, lo dice tu gente en las calles. Vení, mirá hacia abajo desde esta nube. Esa multitud te está vitoreando"
VOX POPULI, VOX DEI. La voz del pueblo es la voz de Dios
LEEER MAS EN
http://www.kikitodulce.blogspot.com
Y si te agrada hacete miembro del blog

rene orlando dijo...

Ellos también vienen de otro siglo, cuidado. Un abrazo.

ARO dijo...

Saldréis bien de todas las dificultades. El pueblo lo puede todo y permanece por encima de cualquier avatar.

Laura dijo...

René: Sí, vienen desde varios siglos atrás...Qué bueno seguir viéndolo!
Aro: Totalmente de acuerdo. el pueblo unido lo puede todo
Un abrazo a los dos