domingo, 14 de febrero de 2010

Un San Valentín popular y latinoamericano! (con el auspicio de Carta Abierta)

Querid@s compañer@s:
En estos días aciagos, de tórrido calor exasperante y rumores desestabilizantes/dores, nos vemos acorralad@s por un festejo extranjerizante, que corroe las entrañas mismas de nuestro puebl@.
No podemos evadirnos del hecho, San Valentín llegó de la mano del menemismo y se ha instalado en el discurso y en los shoppings para quedarse.
Nuestra tarea es, entonces, retomar las banderas históricas del auténtico sanvalentinismo, resignificar los significantes significados, y estar dispuestos a dar la batalla cultural.
La pregunta es cómo...
Reunidos en la esquina de Salsipuedes y Emboscada, hemos debatido largamente esta problemática y consideramos que, un primer escalón en la inacabable escalera, es empezar a atacar resistiendo.
Cómo? es la pregunta....reisitiéndonos a los dictados del mercado. No compre osos de peluche, compre llamas. La llama que llama que es un muñeco que reproduce lo autóctono, lo verdadero, lo esencial.
Otro escalón: No compre bombones (y menos si son FelFort). Su compañer@ se sentirá orgullos@ de recibir empanadas salteñas, vino patero, costillitas de cerdo (que el asado se lo consuman Biolcatti y los poderosos consumidores) mande miel de caña que es dulce como su compañer@ y expresa las bondades de la tierra, el mar, el cielo, el horizonte, las estrellas y la galaxia....
Nuestro horizonte, compañer@s, es lograr que , en este Nuevo San Valentín, la Pacha Mama se enamore del Ekeco

8 comentarios:

Andreika dijo...

Me hiciste reír, Laura. Y me trajiste recuerdos de mi abuela, que tenía un ekeko al que hacía fumar sahumerios para que trajera prosperidad a la casa, muy cerquita de una Difunta Correa, un San Roque y un elefantito con un billete arrollado en la trompa (como te darás cuenta, un altar ecléctico y auténticamente popular).

mariajesusparadela dijo...

También a mi me hiciste reir, desde el principio, sobretodo con el puebl@.
Y, nada, a exportar, que yo Pachamamas compraría unas cuántas, porque, si no estoy equivocada, es la representación de la madre tierra a la que amo, aunque esté de este lado del atlántico...lo de poner incienso, se me da peor, pero es seguro que me gusta tanto una llama como un oso de peluche..Ya solamente me falta encontrar un "Valentón" que me lo regale.

emeygriega dijo...

Me opongo a San valentín, Saint Patrick y la madre que los parió.

paluchax dijo...

No puedo contribuir comprando muñecos de Maradona? digo, porque acabo de ver un segmento en un programa con parte de su historia y me di cuenta del amor que me produce. Amor puro y ciego...tanto como para regalarme por este día sus muñecos...
Besos

rene orlando dijo...

Llamas industria nacional o made in China??

Laura dijo...

Andreika: mi abuela no tenía ekeco pero sí una virgencita de luján que cambiaba de color con el tiempo, y en vez de sahumerios, prendía velas. El resto, todo. Las abuelas la tenían clara....
María Jesús: todo lo que escribí es una broma muy local, pero me encanta que te haga reír (no hay fronteras no?) Y eso necesitamos, un Valentón!
Eme: otros años me enojaba, será el año del tigre que me hizo agarrar por el humor.
Paluchax: Vamos con los maradona de peluche! Un gran aporte, sin dudas al festejo!
René: mientras sean sanitas....

Cine Braille dijo...

Eso. Y en vez de Halloween, La Salamanca.

Laura dijo...

Eso, Cine.